Silenciar el teléfono cuando llego a la UCR