Se entregaba sin pudor a suelas de terciopelo, de su eterno gran amor. #Futsal #Banco