Recuerda cada día las pequeñas cosas que te provocan una sonrisa